Inicio > DEFENSA FISCAL > LA ILEGALIDAD DE LA SOLICITUD AL CONTRIBUYENTE DE ESTADOS DE CUENTA BANCARIOS POR PARTE DEL SAT EN REVISIONES DE GABINETE

LA ILEGALIDAD DE LA SOLICITUD AL CONTRIBUYENTE DE ESTADOS DE CUENTA BANCARIOS POR PARTE DEL SAT EN REVISIONES DE GABINETE

En revisiones de gabinete o de escritorio es común que los auditores del SAT soliciten estados de cuenta bancarios y cualquier otro documento por el cual puedan allegarse de la información necesaria para determinar los movimientos bancarios del contribuyente sujeto a la revisión, bajo el argumento de que la autoridad fiscal tiene la facultad de solicitar cualquier tipo de datos, informes o documentos que considere necesarios para determinar la situación fiscal del contribuyente.

Sin embargo, esto no es así ya que aunque efectivamente la autoridad tiene la facultad de allegarse de la información suficiente y necesaria para determinar la situación fiscal de un contribuyente, ésta información no necesaria ni forzosamente tiene la obligación de proporcionarla el contribuyente, por lo que la autoridad puede y debe obtenerla de terceras personas.

Tal es el caso de la información y documentación relativa a las cuentas bancarias del contribuyente, la cual al no ser parte de la contabilidad para fines fiscales, según lo establecido en el artículo 28 del Código Fiscal de la Federación, pues entonces la autoridad, en caso de considerar necesaria y relevante tal información o documentación, debe obtenerla de terceras personas, siendo las idóneas las instituciones integrantes del sistema financiero en nuestro país.

De conformidad al artículo 28 del Código Fiscal de la Federación, la contabilidad, para fines fiscales, se integra por los libros, registros, cuentas, sistemas contables, equipos y sistemas electrónicos de registro fiscal y los comprobantes de haber cumplido con las disposiciones fiscales.

Por lo que los estados de cuenta bancarios al no ser parte integrante de la contabilidad, según el precepto antes citado, no se encuentra dentro de la información o documentación que el contribuyente tiene obligación de proporcionar a las autoridades fiscales al ejercer éstas sus facultades de comprobación.

 

Lo anterior ha quedado claramente de manifiesto en la tesis de jurisprudencia 85/2008 emitida por la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, misma que se reproduce a continuación:

 

Revisión de escritorio o gabinete. El artículo 48 del Código Fiscal de la Federación del 5 de enero de 2004, no faculta a las autoridades fiscales para requerir documentación o información relativa a las cuentas bancarias del contribuyente

El citado precepto establece los requisitos a cumplir cuando la autoridad fiscal practica una revisión de escritorio o gabinete, supuesto en el cual puede requerir al contribuyente, responsable solidario o tercero relacionado, la contabilidad, datos, informes o documentos necesarios para el ejercicio de sus facultades de comprobación, sin que pueda entenderse incluido en ese supuesto el requerimiento de documentación o información relativa a las cuentas bancarias del contribuyente, ya que tal disposición no prevé una facultad general a favor de la autoridad fiscal para solicitar toda la documentación que estime necesaria para el ejercicio de sus facultades de comprobación, toda vez que la relativa a las cuentas bancarias del contribuyente no constituye en estricto sentido información contable, pues no contiene información sobre las obligaciones fiscales, sino referente a las operaciones o servicios contratados por el particular con alguna institución de crédito, como los enumerados en el artículo 46 de la Ley de Instituciones de Crédito. Además, acorde con el artículo 28 del Código Fiscal de la Federación, la contabilidad comprende los libros, registros contables, así como los comprobantes de cumplimiento de las disposiciones fiscales, de manera que dentro de ese tipo de documentación no puede entenderse incluida la relativa a las cuentas bancarias del contribuyente. Lo razonado no significa que la autoridad fiscal estuviera imposibilitada para obtener información de esa naturaleza, ya que el propio artículo 48 señala que éstas al practicar una revisión de gabinete podrán requerir información o documentos no sólo al contribuyente, sino también a terceros y, por su parte, el artículo 117 de la Ley de Instituciones de Crédito, establece que las autoridades hacendarias federales podrán solicitar información a las instituciones de crédito por conducto de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, para fines fiscales, de donde es claro que dichas autoridades podían obtener por ese medio, información referente a los estados de cuenta bancarios de contribuyentes sujetos a una revisión de gabinete.

Jurisprudencia 85/2008

Contradicción de tesis 23/2008-SS.- Entre las sustentadas por el Segundo Tribunal Colegiado del Octavo Circuito y el Tercer Tribunal Colegiado del Décimo Tercer Circuito.- 23 de abril de 2008.- Mayoría de tres votos.- Ausente: Genaro David Góngora Pimentel.- Disidente: José Fernando Franco González Salas.- Ponente: Sergio Salvador Aguirre Anguiano.- Secretaria: Guadalupe de la Paz Varela Domínguez.

El rubro y texto de la anterior jurisprudencia fueron aprobados por la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en sesión privada del treinta de abril de dos mil ocho.

 

Anuncios
  1. CP César Martínez Navedo
    24 junio 2008 en 9:21 AM

    En esta ocasión, colega, no estoy de acuerdo con lo vertido en su artículo de hoy, toda vez que el estado de cuenta forma parte de la contabilidad, y el contribuyente debe proporcionarlo cuando le es solicitado.

    Mi razonamiento para aseverar lo anterior, es el siguiente:

    Si bien es cierto que el artículo 28 del CFF enuncia los elementos de la contabilidad sin incluir literalmente al estado de cuenta bancario, también lo es que sí lo incluye tácitamente.

    Me explico, el último párrafo del citado artículo, se establece lo que se entenderá por “contabilidad” cuando el CFF haga referencia a dicho término, siendo así los “…sistemas y registros contables a que se refiere la fracción I de este artículo, por los PAPELES DE TRABAJO, registros, cuentas especiales, libros y registros sociales señalados en el párrafo precedente, por los equipos y sistemas electrónicos de registro fiscal y sus registros, po las máquinas registradoras de comprobación fiscal y sus registros, cuando se esté obligado a llevar dichas máquinas, así como por la DOCUMENTACION COMPROBATORIA DE LOS ASIENTOS RESPECTIVOS y los comprobantes de haber cumplido con las disposiciones fiscales.”

    En la cita realizada, he resaltado con mayúscula dos elementos que considero implican al estado de cuenta bancario:

    a) PAPELES DE TRABAJO.- Los papeles de trabajo forman parte de la contabilidad, porque así lo establece el último párrafo del artículo objeto de análisis. Si los papeles de trabajo forman parte de la contabilidad, habría que analizar cuáles son los papeles de trabajo que normalmente tiene un contribuyente.

    Todo contribuyente que lleve una contabilidad en los términos del artículo 28, está prácticamente obligado por doctrina a llevar registros de conciliaciones bancarias. Estas, se soportan documentalmente con el registro contable de la cuenta involucrada y con el ESTADO DE CUENTA que para el efecto haya emitido la institución financiera.

    Además, el penúltimo párrafo del 28, establece también que “…los registros…que lleven los contribuyentes aun cuando no sean obligatorios…” formarán parte de la contabilidad.

    b) DOCUMENTACION COMPROBATORIA DE LOS ASIENTOS RESPECTIVOS.- El estado de cuenta es uno de los documentos que comprueban algunos de los asientos que se registran en contabilidad, normalmente por concepto de comisiones bancarias, de intereses ganados y de ISR retenido por bancos.

    Así, para poder soportar los registros contables de dichas transacciones no se tiene otro documentos que el estado de cuenta bancario.

    Además, considerando que el artículo 29-C permite a los contribuyentes utilizar el estado de cuenta bancario como comprobante fiscal, opcionalmente, por supuesto; este documento se convierte automáticamente en documento soporte de la póliza/registro contable que pretenda realizar una deducción fiscal utilizando dicha opción.

    Por todo lo vertido en mi comentario, es que no estoy de acuerdo con la apreciación establecida en tu artículo de hoy.

    Debo reconocer que su trabajo en general es muy bueno, y lo leo seguido… normalmente para aprender, y creo que la diferencia de opiniones, nos ayuda a enriquecer el conocimiento.

    ¿Qué opina usted de mi comentario?

  2. Victor Regalado
    25 junio 2008 en 1:27 AM

    Buenas noches Cesar, tal y como ya te comenté directamente en tu mail, tus comentarios me parecieron muy enriquecedores y en el post titulado “Son los estados de cuenta bancarios integrantes de la contabilidad para fines fiscales?”, hago mis comentarios sobre lo que has expuesto aqui de manera muy interesante.
    Saludos y gracias por la aportación…..Victor Regalado.

  3. CP César Martínez Navedo
    25 junio 2008 en 8:58 AM

    Gracias, Víctor…

    De verdad que tu espacio me ayuda a aprender bastante…

    Saludos!

    cmnavedo

  4. LD ALAIN GOMEZ M
    18 agosto 2008 en 2:01 PM

    Es claro que el sentido de la jurisprudencia y la importancia del articulo no radica en la posibilidad de la autoridad para obtener los Estados de Cuenta Bancarios sino en primera instancia EN QUIEN ES EL OBLIGADO A ENTREGARLOS, es asi que el obligado a entregar los mismos no es el contribuyente, puesto que para ello el articulo artículo 117 de la Ley de Instituciones de Crédito establece esa facultad del SAT es asi que al tener un procedimiento establecido por ley la autoridad se tiene que apegar a el y no puede exigir tal informacion al contribuyente, pues si bien los papeles le trabajo por doctrina contienen los estados de cuenta recuerda que las obligaciones de los contribuyentes no pueden estar en la doctrina sino en la ley; ahora bien hay que recordar la maxima que indica no hay sancion sin ley, puesto que recordemos que si no se presentan los mismos se suspende el plazo, es asi que si existe una consecuencia lo que se solicita debe ser claro; lo que no ocurre en la especie puesto que contablemente y en la doctrina si son parte pero no en la ley el error es legislativo y con ello deviene la posibilidad de no tener la obligacion de presentarlos.
    Claramente la ley no establece como parte de la contabilidad los estados de cuenta bancarios y si fuere el caso el SAT esta en posibilidades de obtenerlos por un terceros.

    En conclusion lo importante es que no tiene el contribuyente obligacion de presentar los estados de cuentas bancarios en una revision y la obligacion que la misma ley genera para el SAT de que si se requieren se pidan a terceros; no se debe olvidar que la autoridad al ejercer sus facultades solo puede aplicar lo que estrictamente le indica la ley y en su caso la ley no indica que los estados de cuentas bancarios sean parte de la contabilidad, es en su caso la doctrina y la costumbre que en algunos casos se vuelve costumbre- pero hay que evitar las costumbres que generen mayores obligaciones que las establecidas en ley-

  5. MARCOS RUBIO
    12 noviembre 2008 en 1:55 PM

    el último párrafo del artículo 48 resuelve el tema.

    Tal vez en visitas domiciliarias sea conducente, porque ahí no se establece de manera expresa que se pueda requerir al contribuyente las cuentas bancarias.

  6. Lic. Abdiel Balderas
    4 marzo 2009 en 12:44 AM

    Estimado Contador, lo felicito por su espacio primero que nada, esta muy bien realizado y el choque de ideas siempre es como ya lo han dicho bastante enriquecedor.

    Desde mi muy humilde punto de vista, efectivamente le asite la razón pero de manera parcial, es decir, los Estados de Cuenta como tales no forman parte de la contabilidad como tal, aunque cierto es que sirve de beneficio para gran cantidad de contribuyentes, puesto que como dijo el Contador Cesar Martinez, no menos cierto es que no se encuentra establecida la obligación de exhibirlos como tal en el Codigo Fiscal de la Federación.

    Es decir, al no encontrarse establecida expresamente en el texto del Codigo, ¿Como podria la Autoridad requerirle tal documentación al Contribuyente?. debemos de recordar que toda dispocision que deviene del Codigo Fiscal de la Federación es de aplicación estricta, “Principio de Legalidad”, en donde no hay lugar a expresiones Tacitas por tanto el contribuyente se encuentra en la benefica encrucijada de optatividad, ya que puede de asi convenirle a sus intereses exhibir dichos Estados de Cuenta o No.

    Cabe hacer hincapie tambien en el caso en concreto de “Papeles de Trabajo”, ¿Que debemos entender por papeles de trabajo?, puesto que yo considero que efectivamente es todo documento que ayudo al Contribuyente a llegar a la conclusión de autodeterminación de contabilidad, ¿Pero si no tuvo o no necesito Papeles de trabajo para llegar a su conclusión?, considero tambien que aqui hay una gran laguna en la legislación, puesto que basta con los Comprobantes fiscales y libros para llegar a dicha conclusión, a la que la autoridad debera llegar, y obvio al discernir entre criterios debe de determinar el error u omisión en que incurrio el contribuyente.

  7. 10 julio 2009 en 1:20 PM

    acabo de descubrir este sitio y se me hace muy interesante, ya que hay comentario de muy buen nivel.

    Creo que no hay que perde de vista que es un jurisprudencia de la corte, y que cualquier autoridad fiscal deberái de atender en dicho sentido.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: