Archivo

Posts Tagged ‘economía’

EFECTOS ECONOMICOS DE LA REFORMA FISCAL

Dicen que todo tiene sus pros y sus contras, su lado bueno y su lado malo….En el caso de la reforma fiscal aprobada para 2008 no puede ser distinto, y aunque quizá es muy pronto para evaluar o determinar los efectos económicos que dicha reforma tendrá en nuestro país, si es posible mencionar aquellas situaciones que de acuerdo a los considerandos del paquete económico presentado al Congreso de la Unión por parte del Ejecutivo Federal, se presentarían al aprobarse la reforma fiscal. 

Mientras que por otra parte el sector empresarial y diversas agrupaciones también han evaluado las consecuencias que tendrá dicha reforma fiscal. El escenario pintado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público se puede resumir de la siguiente manera: 

1.- Mayor crecimiento económico.

El Producto Interno Bruto (PIB) de México crecería 3.5% en 2008 sin las reformas fiscales, pero la expansión será mayor y alcanzaría una tasa de 3.7% con la aprobación de las propuestas. De acuerdo a Agustín Carstens, Secretario de Hacienda, “La aprobación de la propuesta de reforma hacendaria llevaría a un crecimiento económico más elevado y a una mayor creación de empleos debido a un aumento importante en la inversión pública en infraestructura; así como mayores inversiones del sector privado generadas gracias a un entorno favorable”. 

El mismo Agustin Carstens señala que el crecimiento pronosticado para 2008 del 3.7%  es “conservador”, pero  “la reforma nos quita vulnerabilidad (…), el 3.7% es más seguro, estamos protegidos por alzas del petróleo (…), la reforma no sólo nos hace más competitivos, es la primera de toda una secuencia de reformas…” 

2.-Menores tasas de interés.

Los CETES a 28 días (tasa líder) promediarían durante el año un 7.2% sin la reforma fiscal y, en cambio, bajarían a 7.0% con la reforma tributaria aprobada. La tasa real acumulada durante el año sería de 4.3% sin reforma y de 4.1% con los cambios aprobados.

3.- Riesgo País más bajo.

La mejora en la situación fiscal del país repercutirá positivamente en la forma cómo las calificadoras e inversionistas ven la exposición de México al riesgo. Menores tasas de interés y un riesgo país más bajo reducirán eventualmente el costo del endeudamiento de personas y empresas. 

EL concepto de Riesgo País está asociado a la probabilidad de incumplimiento en el pago de la deuda pública de un país, expresado como una prima de riesgo. En la determinación de esta prima de riesgo influyen factores económicos, financieros y políticos que pueden afectar la capacidad de pago de un país. Algunos de ellos son de difícil medición, y de allí que se empleen diferentes metodologías que intentan cuantificar dicha prima.

El banco de inversiones J. P. Morgan, de Estados Unidos, que posee filiales en varios países latinoamericanos, mide el Riesgo País a través de un índice denominado Emerging Markets Bond Index Plus (EMBI+), el cual representa el grado de “peligro” que entraña un país para las inversiones extranjeras. El EMBI+  analiza el rendimiento de los instrumentos de la deuda de un país, principalmente el dinero en forma de bonos, por los cuales se abona una determinada tasa de interés en los mercados.  El valor del Riesgo País es igual a la diferencia entre las tasas que pagan los bonos del Tesoro de los Estados Unidos y las que pagan los bonos del respectivo país. Se utiliza la tasa de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos como base, ya que se asume que es la de menor riesgo en el mercado. 

El Riesgo País se mide en puntos básicos (cada 100 puntos equivalen a 1%), por esto cuando se escucha que el índice de Riesgo País se ubica en 1.200 puntos, en realidad se está diciendo que el bono del país emisor paga 12% adicional sobre la tasa de los bonos americanos. 

El riesgo país de México, medido a través del Índice de Bonos de Mercados Emergentes (EMBI+) de J.P. Morgan, se ubicó en 132 puntos base en la primera semana de Noviembre del 2007, el nivel más alto desde Junio de 2006.  

4.- Menos pesos por dólar. 

Una mayor solidez de las finanzas públicas y un mejor entorno económico significará una menor depreciación del peso en los mercados cambiarios. Sin la reforma fiscal, el gobierno vaticinaba una paridad promedio peso-dólar de 11.30 para el año 2008, pero con la reforma fiscal, el tipo de cambio promedio en 2008 sería de 11.20 pesos por dólar.

5.- Disminución de tarifas eléctricas.

Todavía no se ha especificado a detalle cómo y a quiénes beneficiaría una eventual reducción en las tarifas eléctricas, pero con la reforma fiscal, el gobierno promete un gasto adicional de 7,443 millones de pesos destinado a subsidios para la energía eléctrica. 

6.- Mayores ingresos tributarios; menos dependencia petrolera.

La reforma fiscal generaría en 2008 ingresos adicionales por unos 115 mil millones de pesos, monto equivalente al 1.1% del PIB. De esos recursos nuevos, 70% serían asignados a la Federación (80 mil millones de pesos) y 30% a las entidades (35 mil millones de pesos). El incremento de ingresos a través de fuentes tributarias disminuiría la dependencia de las arcas públicas al volátil precio del petróleo. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público calculó para 2008 un precio promedio de la mezcla mexicana de crudo de 46.6 dólares por barril, produciendo 3 millones 140 mil barriles diarios y exportando al día 1 millón 678 mil barriles. De materializarse un nivel de ingresos como el estimado, en 2008 se observaría el nivel histórico más elevado de los ingresos tributarios no petroleros como porcentaje del PIB en al menos los últimos 30 años y éstos aumentarían su participación dentro de los ingresos totales.  

7.- Impulso a infraestructura, comunicaciones, agua y energía.

Con los recursos adicionales derivados de la reforma fiscal, el gobierno federal ha prometido encauzar 76.7% de ese nuevo dinero a proyectos que fomenten la competitividad y la creación de empleos. A planes de infraestructura destinaría 53,881.5 millones de pesos, a comunicaciones y transportes otros 16,483.3 millones de pesos, a proyectos relativos a agua otros 8,178 millones de pesos y a planes de energía otros 29,220.2 millones de pesos.

8.- Infraestructura hospitalaria e IMSS. 

Con más dinero fruto de las nuevas contribuciones fiscales, el gobierno promete destinar a infraestructura hospitalaria unos 3,589.4 millones de pesos, así como otros 4,089.4 millones de pesos al fortalecimiento del Instituto Mexicano del Seguro Social. 

9.-Combate a marginación e inseguridad.

De acuerdo con la propuesta de asignación de recursos provenientes de la reforma fiscal, el gobierno destinaría al apoyo de municipios con elevados niveles de marginación un total de 3,000 millones de pesos, y para mejorar la seguridad pública municipal otros 3,589 millones de pesos.  

10.- Cobertura educativa.

Con la aprobación de la reforma fiscal se contempla aumentar la cobertura en educación media superior y superior en 4,407.3 millones de pesos. 

Anuncios
Categorías:REFORMA FISCAL Etiquetas: ,